Castelo Branco y Marvão, Portugal

Un palacio episcopal y un amanecer desde un castillo

30.4.18


Siempre que vamos unos cuantos días a Cáceres me apetece conocer algún rincón nuevo de Portugal o volver a visitar alguno de mis favoritos. Siento auténtica devoción por este país. Tanta, que si volviese a nacer sería portuguesa y si algún día puedo retirarme, me gustaría que fuese allí.  No sé explicar el motivo exacto. Supongo que es un poco por todo, pero especialmente por lo bien que me hace sentir. Como en Semana Santa decidimos cogernos el miércoles y como tenía también festivo el lunes de pascua, era la excusa perfecta para volver.

Miércoles 9:00
Nos levantamos prontito y ponemos rumbo a Castelo Branco, un pequeño municipio que había encontrado de casualidad unas semanas atrás. Cuenta con un jardín barroco preciosísimo que fue mandado construir en 1705... es increíble pensar la de cosas que habrán visto todas esas estatuas. Lo visitamos prácticamente solos y pude hacer mil fotos, aunque creo que no le hacen justicia al sitio.

13:00 Hora de comer en Portugal 
Muy cerca encontramos un restaurante de los de toda la vida, a los que van los autóctonos, donde se come rico, barato y bien. Sin florituras ni tonterías.
  semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco semana santa en portugal - castelo branco 
18:00 Siguiente parada
Nos dirigimos a Marvão, villa de la que soy muy fan. De hecho aparece en el libro "1000 sitios que ver antes de morir" de Patricia Schultz. Nunca nos habíamos quedado a dormir, así que aprovechando una oferta,  decidimos quedarnos en la Pousada de Sta Maria (100% recomendable). Nos tomamos una copa en O Castelo, cenamos en Varando do Alentejo un balcahau a brás y al día siguiente nos levantamos muy pronto para ver el amanecer. Desde allí es mágico. Tras desayunar, damos una vuelta, hacemos unas cuantas fotos más y volvemos a Cáceres.

El viaje express pasó muy rápido pero me dió la sensación de aprovechar mucho más los días de vacaciones. Me encanta que Portugal siempre tenga rincones que descubrir.

P.D.  Otro pueblito ideal y una ruta por la Região Centro

semana santa en portugal - marvão Marvão Marvão Marvão Marvão Marvão semana santa en portugal - marvão Marvão

2 comentarios:

  1. Qué zona tan bonita, no la conozco todavía, pero ya la he apuntado en mi lista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te la recomiendo muchísimo, es una auténtica pasada.

      un abrazo

      Eliminar

newer older Página principal