Oporto, Portugal

Oporto, un viaje en el tiempo.

5.12.17

Tenía muchísimas ganas de volver a Oporto. Estuvimos hace ya unos cuantos febreros y me apetecía redescubrir la ciudad sin lluvia. Recuerdo que la ciudad me gustó muchísimo, pero no tanto como Lisboa. Después de volver a pasear por sus calles, he vuelto apaixonada.

Oporto es como viajar en el tiempo. Parece que todo se ha detenido, especialmente en sitios como el Mercado de Bolhão, donde es una maravilla ver a la gente local comprar su fruta, verdura, flores y embutidos en comercios de toda la vida.  Se confía en la tendera para que coja del monedero el dinero, las verduras se envuelven con mimo, todo está dispuesto de forma tan bonita que te dan ganas de llevartelo todo y las básculas de siempre siguen ahi.

Mientras hacía fotos sentí cierta tristeza al pensar que todo eso, por desgracia, terminaría desapareciendo. Quizá cuando sea más mayor ni siquiera exista. El mercado será con suerte otro multiespacio para comer y beber, que aunque pueda resultar interesante desde el punto de vista turístico, deja en el olvido su esencia. Por supuesto, en esto contribuimos todos, yo la primera. Al final es más fácil ir a la gran superficie de turno, todos vamos con prisas y no tenemos tiempo de ir al mercado. Pero de esta forma estamos acabando con nuestra historia.  Por eso intenté capturar el mayor número de escenas posible, en mi cámara y en mi cabeza. Y también me he propuse comprar más en mis tiendas de barrio. Ojalá también la gente (sobre todo jóven) de Oporto lo haga y cuando vuelva en unos años me lo encuentre igual.

Una vez paseada por los lugares más típicos, regresamos a la torre de los Clérigos para ver la ciudad desde las alturas, porque siempre es genial poder observar todo a vista de pájaro y es algo de lo que nunca te cansas. Volvimos a Vida Portuguesa e hice acopio de crema de manos Benamor,  desayunamos y comimos en sitios de toda la vida, volvimos a comernos una hamburguesa en Honorato y nos tomamos una copa al atardecer mirando al puente Don Luis I. Qué bien se está en Oporto.

A los tres días, le dijimos hasta la vista y pusimos rumbo a nuestro último destino portugués: Braga.

P.D. Oporto en invierno y un roadtrip por la Região Centro de Portugal.



Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto Porto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

newer older Página principal