campo Llega finales de septiembre y comienza la berrea. Ese momento en el que los ciervos entran en celo y machos emiten sus sonidos guturales a fin de ser el más atractivo para las hembras. Los ciervos son muy huidizos, por eso lo mejor es armarse de paciencia, tratar que no te vean y usar un teleobjetivo ya que es muy dificil acercarse a ellos. Si tienes la oportunidad no te pierdas este espectáculo natural. Es increíble.
campo campo campo
madrid Mi estación favorita ya está aquí. Por supuesto, como con todo, hay cosas de ella que no me gustan: los días que llueve sin parar o las escasas horas de luz.

Pero hay otras muchas que me encantan: la luz tan preciosa que hay, que es como si tuviese un filtro vsco cam, las hojas de los árboles que van cambiando del amarillo pasando por el naranja hasta llegar al marrón. Las alfombras hechas de hojas caídas y lo fotogénicas que resultan.  

El fresquito un poco cortante en la cara y las manos, el poder llevar parka y zapatillas y no morir congelada, beber del café bien calentito mientras paseas por la calle porque con hielo no es lo mismo y calentito es bien en el estómago. El café especial de Starbucks de otoño. Volver a comer cocido de mamá. Y ramen, claro.  En realidad cualquier plato de cuchara.

Me gusta llevar medias de nuevo, pero negras y no muy tupidas y disfrutar de nuevo del fular. También cuando llueve por la noche y la lluvia suena contra el alféizar, la mejor banda sonora posible.

Las uñas y los labios oscuros a juego con la estación. Lo bien que le sienta el otoño a Madrid, con ese cielo azul que da felicidad. Lo bien que le sienta el otoño prácticamente a cualquier ciudad. Y al campo también.

Alquilar una bici y recorrer el Retiro, que quizá no tiene tanto glamour como Central Park, pero es más acogedor y te hace sentir como en casa. Volver al botánico y ver que todo ha cambiado pero que sigue igual. Pasar al invernadero y ser feliz.

También los puentes, que son una bocanada de aire hasta la Navidad y que son perfectos para una escapada. Para conocer sitios nuevos o no. Para desconectar.

Otoño, me gustan muchas cosas de ti. No te vayas muy deprisa.

jardín botánico madrid Bici en el retiro Oishii ramen Otoño madrid madrid jardín botánico madrid Granadilla madrid madrid santo estevo santo estevo cañon do rio sil
Chipiona
Cuando te vas de vacaciones en julio y vuelves a la oficina, tienes esa sensación de que el verano se te escapa.
Por eso aprovechamos a finales de agosto para escaparnos a Chipiona, cuna de la más grande.  Para bañarnos, comer huevas aliñás, pasear, comer helados y ver al sol esconderse detrás del mar. Qué bien se está en el sur. Podría acostumbrarme a vivir así perfectamente.

Chipiona Chipiona Chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona
finde en burgos finde en burgos Aprovechando que un amigo vive en un pueblito de Burgos, organizamos un finde rural el pasado mes de agosto. Qué ancha y qué bonita es Castilla. Hasta el pueblo más pequeño tiene algún monasterio o iglesia impresionante.

Como llegamos a media tarde el viernes, aprovechamos para ir a Peñafiel,  que como curiosidad tiene una plaza que sirve también para los toros. Como eran las fiestas del pueblo los asientos estaban montados y pude hacer unas fotos con vistas al castillo.
finde en burgos - peñafiel finde en burgos - peñafiel finde en burgos - peñafiel finde en burgos - peñafiel

El sábado nos levantamos temprano y pusimos rumbo a Lerma y tuvimos la suerte de llegar cinco minutos antes de que la excursión guiada empezase. Totalmente recomendable porque fue un auténtico baño de historia y aprendimos mucho del Duque de Lerma. Se dice que fue el primer pelotazo inmobiliario. El duque, que era el valido de Felipe III compró terrenos por la zona y convenció al monarca de mover la capital a Valladolid. Con ese movimiento, vendió terrenos a toda la corte y se convirtió en uno de los hombres más ricos del país. Al mismo tiempo, como las propiedades en Madrid se devaluaron, compró terrenos y después volvió a convencer al rey para mover la corte de nuevo. Y así se enriqueció dos veces. Evidentemente comenzaron las conspiraciones hacia su persona y antes de que le juzgaran se ordenó sacerdote gracias a sus contactos con El Vaticano. Todo un personaje con una historia interesantísima.
finde en burgos - lerma finde en burgos - lerma finde en burgos - lerma finde en burgos finde en burgos finde en burgos - lerma finde en burgos - lerma

Después pusimos rumbo a Covarrubias que es un pueblito ideal. Su Colegiata de San Cosme y San Damian conserva el sepulcro de Cristina de Noruega, una princesa que viajó desde Tønsberg hasta Castilla para casarse con el infante Felipe de Castilla (hermano de Alfonso X). Tras su boda se instalaron en Sevilla pero al poco falleció, quizá por la melancolía.  Fue enterrada en un sepulcro en la Colegiata por orden de su esposo y no fue hasta 1958 cuando se estudiaron los mismos que se descubrió su cuerpo momificado. Aún conservaba su cabellera rubia y medía 1,70 m. No había duda, era ella.

finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias finde en burgos - covarrubias

Unas horas más tarde, nos acercamos hasta Domingo de Silos, donde hay una misa de canto gregoriano preciosa. Es a las siete de la tarde pero está muy concurrida. No nos quedamos a toda la misa porque antes del atardecer queríamos ir al paso de la Yecla.

finde en burgos - santo domingo de silos finde en burgos  - paso de la yecla finde en burgos  - paso de la yecla

Mientras íbamos de un pueblo a otro los girasoles lo inundaban todo. Qué bonitos y pintorescos son. Las fotos hay que hacerlas por la mañana, ya que por la tarde se quedan mirando hacia el oeste y le dan la nuca al sol. No tenía ni idea hasta que en una de las paradas para hacer fotos no entendíamos por qué no miraban al sol y lo buscamos en San Google.

finde en burgos finde en burgos finde en burgos finde en burgos finde en burgos finde en burgos
El domingo aprovechamos la mañana para ir a Burgo de Osma y comernos unos torreznos en el Mesón Circulo, que dicen que son los mejores de la ciudad. La catedral también merece una visita.

finde en burgos - Burgo de Osma finde en burgos - Burgo de Osma
Antes de volver a Madrid aprovechamos para visitar Peñaranda de Duero, aunque solo pudimos dar un paseo corto porque en la terraza a la que fuimos a comer tardaron más de dos horas en servirnos y además no había nada abierto.

finde en burgos - peñaranda de duero finde en burgos - peñaranda de duero finde en burgos - peñaranda de duero
Un fin de semana de diez descubriendo los lugares tan bonitos que tenemos en casa.  Ya estoy deseando repetir y conocer más pueblitos buenos. 

Instagram