Pages

Search This Blog

mil budas en jinan


La segunda parada de la aventura asiática después de Beijing, fue Jinan. La verdad es que no estaba en mi radar de lugares a visitar, pero mientras me estudiaba la guía buscando sitios entre Pekín y Shanghai, me pareció exótica e interesante dado que además de ser la capital de la provincia de Shadong, tiene una montaña con mil budas. Con ese titular, no podíamos dejar de ir.

La montaña de los mil budas es un precioso parque por el que se va ascendiendo, con diferentes budas repartidos aquí y allá y donde además hay varios puestos donde venden desde pulseras hasta especias, frecuentado especialmente por locales. Cada Buda se encuentra en una postura y tiene un gesto diferente y todos ellos están cubiertos por una capa. Para llegar hasta arriba del todo se puede subir en teleférico también, una opción ideal por las vistas tan increíbles. Al llegar arriba del todo hay un templo precioso y la casa de té más bonita de la historia. Yo me tomé un café y fue un momento de completa felicidad por la decoración, que era como estar en casa de una amiga y las vistas tan impresionantes que había desde sus ventanales. Por un momento desee que todos mis cafés mañaneros pudieran ser así. De vuelta a la tierra, llegó el momento de bajar y los más valientes lo hicimos en un trepidante tobogán. Salió mi lado más aventurero y me ví bajando a todo lo que daba el trineo con un subidón de adrenalina brutal.
Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan

También visitamos el parque manantial Baotou, que me pareció súper pintoresco y agradable. Jinan es conocida por sus manantiales, pero como son de agua fría, la gente recoge el agua con sus cantimploras para después beberlas. Me encantó observar a los mayores mientras jugaban a una especie de dominó. Qué forma tan genial de echar la tarde.

Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan

Me gustó especialmente la zona del hutong, donde llegamos desde la calle Furong Jie, donde no cabía un alfiler y que está llena de puestecitos de comida con cosas tan exóticas como escorpiones o saltamontes. Al final de la calle hay algunas tiendecitas muy interesantes: la mejor sin duda la papelería donde vendían mil y una postales preciosas, la mayoría de ellas de ilustraciones. Si hubiese podido me las habría llevado todas. En China todo lo relacionado con el mundo de la papeleria es de otro nivel.

Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan

Otro de los grandes descubrimientos fue el CatNap Café que había justo enfrente de nuestro hotel. Lo descubrimos dando un paseo por la zona y ni siquiera estaba el luminoso puesto en la pared. Pero me pudo la curiosidad y arrastré a mi chico hasta la puerta del local. Al descubrir que estaba abierto decidimos merendar y de paso, achuchar a cuantos más gatos mejor. La dueña me contó que apenas habían abierto hacía unos días y cuando le pregunté si podía comprarle la cuchara-gato de mi smoothie me la quiso regalar. A mi me dió mucho apuro y terminé por darle unos cuantos yuanes, pero cuando volví al día siguiente a visitar a los gatetes de nuevo, me regaló un pequeño monedero de una gatita Marilyn. Parece que al ser la única occidental vistando el local, le caí simpática. He intentado encontrar la dirección en Google Maps, pero street view no funciona. Como referencia está un una zona comercial de casitas estilo tradicional en frente de Gongye S Road a la altura de la oficina de correos.

Jinan Jinan Jinan Jinan Jinan

El último día en cambio, no pudimos aprovechar del todo porque apareció una tormenta de arena. Todo parecía tener un filtro color sepia que lo hacía muy atractivo visualmente, pero evidentemente, tuvimos que hacernos con unas máscaras para poder respirar.  Lo que queda como una anécdota para el recuerdo, también me hace valorar aún más nuestros cielos azules porque aunque en este caso se trataba de algo puramente meteorológico, lamentablemente las máscaras están a la orden del día por la contaminación y es muy común ver a gente con ellas.

Jinan Jinan Jinan Jinan Dicho esto, Jinan me gustó muchísimo, sobre todo porque se sale del circuito puramente turístico y no resulta tan masificado de extranjeros. Lo recomiendo 100%.

Post a Comment

Copyright @ CHEZ BÁRBARA. Blog Design by KotrynaBassDesign