Pages

Search This Blog


Lo que me gusta de vivir en Madrid es que es muy fácil romper con la monotonía y hacer una excursión de día a poco más de una hora en coche. Parece una tontería pero es cambiar el escenario y el día parece que se disfruta más.

Aunque ya había ido con el colegio hace más de veinte años (!!) a conocer el Monasterio, tenía pendiente volver a hacer una visita porque no recordaba prácticamente nada.  Lo que más me impresionó sin duda fue la biblioteca, el Panteón de los Infantes y el de los Reyes.  Estos dos últimos me parecieron sobrecogedores, no solo por todos los personajes que yacen allí, también por cómo están configurados y los materiales usados.  Lamentablemente no dejaban hacer fotos, pero es un sitio que hay que ver.

San Lorenzo en sí me resultó muy pintoresco con sus casitas y sus plazas. Me encantó pasear sus calles y hacer mil fotos.

Para merendar estuvimos en Pan y Canela, un pequeño café muy acogedor con una decoración ideal y unas tartas riquísimas y que recomiendo totalmente.

Qué poco cuesta hacer una esacapada y lo bien que viene de vez en cuando.
El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial - Pan y Canela El Escorial El Escorial
San Lorenzo de El Escorial

Excursión a San Lorenzo de el Escorial


Lo que me gusta de vivir en Madrid es que es muy fácil romper con la monotonía y hacer una excursión de día a poco más de una hora en coche. Parece una tontería pero es cambiar el escenario y el día parece que se disfruta más.

Aunque ya había ido con el colegio hace más de veinte años (!!) a conocer el Monasterio, tenía pendiente volver a hacer una visita porque no recordaba prácticamente nada.  Lo que más me impresionó sin duda fue la biblioteca, el Panteón de los Infantes y el de los Reyes.  Estos dos últimos me parecieron sobrecogedores, no solo por todos los personajes que yacen allí, también por cómo están configurados y los materiales usados.  Lamentablemente no dejaban hacer fotos, pero es un sitio que hay que ver.

San Lorenzo en sí me resultó muy pintoresco con sus casitas y sus plazas. Me encantó pasear sus calles y hacer mil fotos.

Para merendar estuvimos en Pan y Canela, un pequeño café muy acogedor con una decoración ideal y unas tartas riquísimas y que recomiendo totalmente.

Qué poco cuesta hacer una esacapada y lo bien que viene de vez en cuando.
El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial El Escorial - Pan y Canela El Escorial El Escorial

Los árboles de mi calle ya han florecido, el aire es ligeramente menos frío y cuando llego al trabajo ya comienza a amanecer, con un cielo precioso que está entre azul, rosa y morado. Todo esto me hace inmensamente feliz y me pone de muy buen humor.

Aunque soy consciente de que aún vamos a necesitar la parka de nuevo cuando este anticiclón pase, disfruto llevando zapatillas y una chaqueta como único abrigo, y en mi interior deseo que lo peor del invierno se haya ido para no volver.

También - como todos los febreros desde que visitamos la quinta de los molinos - están los almendros en flor. Me encanta que los árboles parezcan de algodón de azúcar. Qué pena que duren tan poco, supongo que por eso es inevitable hacer mil fotos.

Qué ganas de primavera.
  La Quinta de los MolinosLa Quinta de los Molinos La Quinta de los Molinos La Quinta de los Molinos La Quinta de los Molinos
Parque Quinta De Los Molinos, Madrid

Se respira primavera


Los árboles de mi calle ya han florecido, el aire es ligeramente menos frío y cuando llego al trabajo ya comienza a amanecer, con un cielo precioso que está entre azul, rosa y morado. Todo esto me hace inmensamente feliz y me pone de muy buen humor.

Aunque soy consciente de que aún vamos a necesitar la parka de nuevo cuando este anticiclón pase, disfruto llevando zapatillas y una chaqueta como único abrigo, y en mi interior deseo que lo peor del invierno se haya ido para no volver.

También - como todos los febreros desde que visitamos la quinta de los molinos - están los almendros en flor. Me encanta que los árboles parezcan de algodón de azúcar. Qué pena que duren tan poco, supongo que por eso es inevitable hacer mil fotos.

Qué ganas de primavera.
  La Quinta de los MolinosLa Quinta de los Molinos La Quinta de los Molinos La Quinta de los Molinos La Quinta de los Molinos
Copyright @ CHEZ BÁRBARA. Blog Design by KotrynaBassDesign