Pages

Search This Blog

#tenerifelicidad


Después de más de 600 kilómetros en coche, visitar pueblitos llenos de encanto, fliparlo pepinillos y sentirte enana al lado del drago, sentir los ojos acuosos al ver mariposas volar a tu alrededor, escalar - arriesgando la vida y el tipo - al pico de un volcán a punto de sufrir un infarto y tirar la toalla, sentir un subidón al llegar a la cima y ver lo pequeños que somos, recorrer paisajes de otro planeta, beber cervecita mirando a la playa y disfrutar del pescaito frito, ver ballenas libres en el mar, volver con agujetas del parque acuático y darte cuenta que estás un poco mayor para estas cosas y en definitiva vivir sin reloj, el hashtag #tenerifelicidad cobra todo el sentido y de repente quieres hacerte isleño.

Jamás había visitado las islas afortunadas y desde luego no esperaba que Tenerife me impresionara tanto. En España tenemos un tesoro en forma de isla.

Tenerife Tenerife - La Orotava
No puedo hablar de imprescindibles o lugares que no te puedes perder, pero si contar lo que vimos y vivimos allí. Aquí va mi particular diario de viaje.

Nada más llegar y después de preguntarme si allí daban la hora indicando que en la península era una hora más, fuimos derechos a alquilar un coche, que es la forma más práctica de moverse.

Como aterrizamos en el aeropuerto del norte, comenzamos la aventura yendo al Parque Rural de Anaga. Era como estar en Jurassic Park, con esas montañas tan escarpadas. La carretera da un poco de miedo porque es muy estrecha y a veces solo se puede pasar en un solo sentido, pero es parte de la emoción.

Después, nos fuimos hasta el Puerto de la Cruz (nuestro primer campamento base), a hacer el check-in y deambular un poco por la parte del centro. Lo que más me gustó sin duda fue el Jardín de la Aclimatación de la Orotava - lo que tampoco es una sorpresa ya que soy muy fan de estos sitios.

Tenerife - Valle de Anaga Tenerife - Valle de Anaga Tenerife - Valle de Anaga Tenerife  - La Orotava Tenerife  - La Orotava Tenerife  - La Orotava Tenerife  - La Orotava

Durante el tiempo que estuvimos por la zona del norte, tuvimos tiempo de visitar lugares tan impresionantes como la Punta del Teno (el paisaje parece un croma, es surreal) o la Playa del Bollullo, donde no nos bañamos, aunque pasamos un buen rato en el mirador escuchando las olas y viendo la vida pasar.

Tenerife - Playa del Bollullo Tenerife - Playa del Bollullo Tenerife Punta del Teno Punta del Teno Punta del Teno

También visitamos los típicos pueblitos: La Orotava, Garachico, Masca, Icod de los Vinos...

La Orotava me pareció el más pinterest de todos, con sus coloridas casitas coloniales. Entre sus encantos están los Jardines Victoria que fueron construidos en el s.XIX como mausoleo para el marqués Diego Ponte del Castillo por orden de su madre. Aunque finalmente nunca se le dió sepultura allí y hoy es un jardín precioso y tranquilo por el que se puede pasear hasta bien entrada la tarde.

Otro lugar muy pintorescto es Garachico, que tiene unas piscinas naturales de lo más apetecibles, aunque el tiempo no acompañó y no pudimos bañarnos.  Lo dejamos en nuestra lista de pendientes.

En Masca, un pueblo en medio de las montañas que parece haberse parado en el tiempo, nos tomamos unas patatas fritas con coca-cola desde el mirador de la Cruz Hilda y me pareció un planazo.

Pudimos tachar de la lista haber visto el Drago Milenario, que de cerca es impresionante. Nosotros decidimos visitar también el jardín botánico, no es muy caro y merece la pena, aunque también se puede ver desde un mirador que hay muy cerca.
De casualidad descubrimos que también había un mariposario. Casi lloro de la emoción, había un montón de mariposas volando y a mi me pareció mágico, porque las mariposas (en ese estado) duran muy poquito, entre una y tres semanas. Una de las responsables nos contó algunas migratorias podían durar hasta tres meses. Cuando salen de la crisálida, sus alas están húmedas, por lo que se quedan en estado de reposo durante horas hasta que se estiran y secan por completo. Después ya pueden comenzar a volar.
Tenerife - La Orotava Tenerife - La Orotava Tenerife - La Orotava Tenerife - Jardines de la Orotava Garachico Garachico Garachico Garachico Garachico Icod de los VInos Icod de los VInos Icod de los VInos Masca - Tenerife Masca - Tenerife Masca - Tenerife

Pero sin lugar a dudas, de lo que más orgullosa me siento es de haber subido hasta la última piedra del Teide. Fue emocionante y doloroso a partes iguales, aunque mi melodramatismo (y escasa forma física, todo sea dicho) a veces me traicionaba y pensaba que me iba a dar algo porque me faltaba el aire. Sin lugar a dudas es la mayor hazaña que he conseguido nunca y además, las vistas desde allí me parecieron una pasada. El Parque también me gustó muchísimo, creo que es lo más parecido a estar en Marte y me hizo muchísima ilusión ver el Roque Cinchado, famoso por salir en los billetes de mil pesetas de antaño. Qué pena que hayamos perdido estas cosas porque los euros son aburridísimos.

Tenerife - Parque Nacional del Teide Tenerife - Parque Nacional del Teide Tenerife - Parque Nacional del Teide Tenerife - Parque Nacional del Teide Tenerife - Parque Nacional del Teide Tenerife - Parque Nacional del Teide Tenerife - Parque Nacional del Teide Tenerife - Parque Nacional del Teide

Este fue el punto de inflexión del viaje, porque después pusimos rumbo al sur, que me resultó demasiado turístico y no me enamoró tanto, aunque sí me quedo con Tajao, un pueblito que es literalmente cuatro casitas y donde se cena de miedo y con Puerto Santiago, con su playa de La Arena, tan encantadora y exótica con su arena negra.

Aunque desde luego, lo que más me impresionó en el sur fue ir al Puerto de los Gigantes y hacer una excursión para avistar ballenas. FLI-PAN-TE. En serio, es increíble ver a escasos metros a estos animales tan bonitos, libres y salvajes. Es una experiencia que no se puede describir con palabras.

Puerto Santiago - Tenerife Tenerife Tenerife Tenerife

En cuanto al tema culinario, todos los sitios en los que estuvimos nos gustaron mucho en general.

En Roque de las Bodegas tomamos pescado y papas arrugás con mojo en Bar Playa Casa África, un sitio de los de toda la vida, con mantel de papel y de decoración humilde, en el que se come de miedo.

Para comer pescado también me gustó especialmente Agua y Sal en Tajao. Fuimos hasta allí buscando el famoso arco que tantas veces había visto en instagram (que por cierto, está a las afueras del pueblo). El pueblo es muy pequeñito y no tiene mucho que ver, pero solo por el restaurante merece la pena.

En Casa Pancho, en Puerto Santiago, comimos un arroz con marisco con el que aún sueño, sentados en su terraza ajardinada mientras mirábamos al mar. El servicio fue súper amable y sin duda es un lugar que recomiendo al cien por cien y al que volveremos cuando viajemos a Tenerife de nuevo.

También tomamos un café en el Café de París en Puerto de la Cruz, un lugar muy vintage, frecuentado por gente mayor y donde todas las tardes hay música en directo. Un lugar entrañable.
Y por el camino nos dejamos unos cuantos más en la lista, pero así tenemos excusa para regresar pronto.

Tenerife - Roque de las Bodegas Tenerife - Roque de las Bodegas Tenerife - Roque de las Bodegas Tenerife - Tajao Tenerife - Tajao Puerto de Santiago - Tenerife Puerto Santiago - Tenerife Puerto Santiago - Tenerife

En definitiva, Tenerife es un lugar que merece muchísimo la pena. Yo ya quiero volver.

2 comments

  1. Tu viaje debió ser increíble! Los paisajes son realmente maravillosos! Me quedé impresionada con la foto que tomaste de las mariposas que esperan que se les seque las alas para poder volar... Me ha tocado una vez pasar por un sendero lleno de mariposas y es verdad que es muy emocionante... y parece al mismo tiempo irreal!

    ReplyDelete
    Replies
    1. La verdad es que fue una pasada, no me imaginaba que me gustaría tantísimo... ya estoy deseando volver...
      Lo de las mariposas es algo increíble. Me resulta inverosímil que un mismo animal pueda ser varios a lo largo de su vida.
      Gracias por comentar!

      Delete

Copyright @ CHEZ BÁRBARA. Blog Design by KotrynaBassDesign