Dresde, Alemania

48 horas en Dresde

21.9.14

En mi lista de grandes subestimados y posteriores greatest hits, está Dresde.

Aunque solo estuvimos 48 horas como conexión entre Praga y Berlín, me pareció una ciudad de lo más pintoresca e instagrameable.  Reune todo lo que una ciudad tiene que tener: un casco antiguo precioso muy Pinterest, distancias relativamente cortas, mucho carril bici, río con viñedos, terracitas, un parque de la pera con trenecito incluído, fotomatones vintage de los de antes, una zona moderna de bares y restaurantes que no tiene nada que envidiar al malasaña de turno y sobre todo, jardín botánico.
Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden Dresden

En cuanto a la comida puedo recomendar dos sitios que me gustaron mucho:

El primero Curry & Co, que según Tripadvisor es el mejor Currywurst de la ciudad.  Importantísimo disfrutar las patatitas con una fritz-kola, la bebida carbonatada local.

Y el segundo Kalter Hund, para los más golosos. Ya solo el nombre cuenta a lo que vas: es el nombre del dulce tradicional a base de mantequilla, galletas y crema de chocolate. Solo de escribirlo me entra el hambre.
Hablando con la chica que me atendió, me contó que Kalter Hund significa "perro frío" y que probablemene el nombre venga de la palabra Hunt que era el carrito de carga usado en la minería, que además se parece mucho al molde empleado para este dulce. Hunt suena casi igual que Hund (perro) y como se sirve frío (Kalt) finalmente, tomó ese nombre.

Dresden Dresden Dresden Dresden

En definitiva, Dresde es una ciudad con mucho encanto a la que ya estoy planeando volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

newer older Página principal