Pages

Search This Blog


Vuelvo enamorada de Ámsterdam. Siendo sincera, no tenía unas expectativas muy altas acerca de la ciudad (a decir verdad, tenía muchas más ganas de la segunda parte del viaje, París) pero me rompió todos los esquemas. Me pareció una ciudad muy manejable, vibrante, pintoresca, con mil y un sitios a los que ir. Me gustó que es muy paseable y hasta me veía viviendo allí una temporadita.

Aprovechamos para visitar los sitios más típicos como el Bloemenmarkt y comprar unos bulbos, recorrer las calles sin rumbo, coger el metro barco y cenar en Café de Jarén en su terraza que da al canal. También para acariciar a todos los gatitos que me iba encontrando, que por cierto, allí son talla XL.

Los días se pasaron demasiado rápido y ya estoy deseando organizar otra escapada a la ciudad de los canales.


amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam

verano en ámsterdam


Vuelvo enamorada de Ámsterdam. Siendo sincera, no tenía unas expectativas muy altas acerca de la ciudad (a decir verdad, tenía muchas más ganas de la segunda parte del viaje, París) pero me rompió todos los esquemas. Me pareció una ciudad muy manejable, vibrante, pintoresca, con mil y un sitios a los que ir. Me gustó que es muy paseable y hasta me veía viviendo allí una temporadita.

Aprovechamos para visitar los sitios más típicos como el Bloemenmarkt y comprar unos bulbos, recorrer las calles sin rumbo, coger el metro barco y cenar en Café de Jarén en su terraza que da al canal. También para acariciar a todos los gatitos que me iba encontrando, que por cierto, allí son talla XL.

Los días se pasaron demasiado rápido y ya estoy deseando organizar otra escapada a la ciudad de los canales.


amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam amsterdam


París, la ciudad del amor, de la luz, la eterna. Dicen que París es siempre una buena idea. No importa cuántas veces hayas ido porque siempre apetece y siempre hay algo nuevo.

Este verano hemos pasado unos días en la ciudad y hemos recorrido sus calles a pie, en metro y en bici.  Hemos subido al Sacre Coeu y nos hemos comido un croissant (o deux), hemos disfrutado de las vistas desde las galerias Printemps, hemos paseado por el Jardín des Plantes y nos hemos entretenido observando los barquitos de juguete en el Jardin du Luxemburg. Hemos visitado la Galerie de Paléontologie et d'Anatomie comparée, un lugar sobrecogedor y alucinante a partes iguales. Hecho mil y una fotos y cenado una pizza que aún recuerdo con fervor en Grazie. Hemos vuelto a ser niños en Disneyland. Hemos comido una vergonzosa cantidad de macaroons y subido a la tour eiffel. Nos hemos hecho fotos en un fotomatón de los de antes, de los que huelen a líquido de revelado y no me he quitado la sonrisa de la cara en todo el viaje.  He deseado ser parisina, al menos, por un tiempo y me he prometido volver pronto.

Ah París! Je t'aime! paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris disneyland paris disneyland paris disneyland paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris
Paris, Francia

verano en París



París, la ciudad del amor, de la luz, la eterna. Dicen que París es siempre una buena idea. No importa cuántas veces hayas ido porque siempre apetece y siempre hay algo nuevo.

Este verano hemos pasado unos días en la ciudad y hemos recorrido sus calles a pie, en metro y en bici.  Hemos subido al Sacre Coeu y nos hemos comido un croissant (o deux), hemos disfrutado de las vistas desde las galerias Printemps, hemos paseado por el Jardín des Plantes y nos hemos entretenido observando los barquitos de juguete en el Jardin du Luxemburg. Hemos visitado la Galerie de Paléontologie et d'Anatomie comparée, un lugar sobrecogedor y alucinante a partes iguales. Hecho mil y una fotos y cenado una pizza que aún recuerdo con fervor en Grazie. Hemos vuelto a ser niños en Disneyland. Hemos comido una vergonzosa cantidad de macaroons y subido a la tour eiffel. Nos hemos hecho fotos en un fotomatón de los de antes, de los que huelen a líquido de revelado y no me he quitado la sonrisa de la cara en todo el viaje.  He deseado ser parisina, al menos, por un tiempo y me he prometido volver pronto.

Ah París! Je t'aime! paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris disneyland paris disneyland paris disneyland paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris paris

A pesar de estar a solo un Ave de distancia nunca había estado en Barcelona. Lo sé, no tiene perdón.  Así que con el puente de mayo a la vista y con un buen precio para el tren, estaba todo el plan hecho.

Barcelona me sorprendió muchísimo de forma positiva. En cierta manera pensaba que era de esas ciudades hiper masificadas por turistas y en cierto grado sobrevalorada. Y aunque es cierto que hay muchos turistas, más aún en puente, me resultó una ciudad con una arquitectura preciosa, muy ecléctica, divertida y paseable.

Me gustó muchísimo La Sagrada Familia. No era como esperaba. Era mejor. El exterior es impresionante, pero el interior es una pasada... con esas vidrieras y la luz entrando por ellas. Las vistas además son súper recomendables y te hacen sentir muy, muy pequeño.

Mi pro tip es comprar las entradas online y bye bye colas.

El Parq Güell, otra obra de Gaudí, me pareció ideal, aunque espero poder volver más adelante porque me quedé sin ver la famosa lagartija de tanta gente que había.
Otro parque que me gustó mucho fue el Parc de la Ciutadella, sobre todo porque se pueden alquilar unas barquitas y es un plan súper apetecible.

También visitamos los lugares más conocidos como el mercado de la boquería, la barceloneta, el barrio del born, Montjuïc y el puerto.

Pero sobre todo cuando más disfruté fue cuando alquilamos unas bicis y nos dedicamos a callejear.  Barcelona es muy pro-bici y me encanta.

Evidentemente en un finde largo no nos dió tiempo a exprimir del todo la ciudad, pero me dejó muy buen sabor de boca y ya estoy deseando volver.
barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona



Barcelona, España

Un finde en Barcelona


A pesar de estar a solo un Ave de distancia nunca había estado en Barcelona. Lo sé, no tiene perdón.  Así que con el puente de mayo a la vista y con un buen precio para el tren, estaba todo el plan hecho.

Barcelona me sorprendió muchísimo de forma positiva. En cierta manera pensaba que era de esas ciudades hiper masificadas por turistas y en cierto grado sobrevalorada. Y aunque es cierto que hay muchos turistas, más aún en puente, me resultó una ciudad con una arquitectura preciosa, muy ecléctica, divertida y paseable.

Me gustó muchísimo La Sagrada Familia. No era como esperaba. Era mejor. El exterior es impresionante, pero el interior es una pasada... con esas vidrieras y la luz entrando por ellas. Las vistas además son súper recomendables y te hacen sentir muy, muy pequeño.

Mi pro tip es comprar las entradas online y bye bye colas.

El Parq Güell, otra obra de Gaudí, me pareció ideal, aunque espero poder volver más adelante porque me quedé sin ver la famosa lagartija de tanta gente que había.
Otro parque que me gustó mucho fue el Parc de la Ciutadella, sobre todo porque se pueden alquilar unas barquitas y es un plan súper apetecible.

También visitamos los lugares más conocidos como el mercado de la boquería, la barceloneta, el barrio del born, Montjuïc y el puerto.

Pero sobre todo cuando más disfruté fue cuando alquilamos unas bicis y nos dedicamos a callejear.  Barcelona es muy pro-bici y me encanta.

Evidentemente en un finde largo no nos dió tiempo a exprimir del todo la ciudad, pero me dejó muy buen sabor de boca y ya estoy deseando volver.
barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona barcelona



Copyright @ CHEZ BÁRBARA. Blog Design by KotrynaBassDesign