Pages

Search This Blog



¿Es posible enamorarse de un país? Yo creo que sí porque así me siento con Portugal después de este verano. A pesar de lo cerca que estamos nunca había estado en mi radar de sitios a los que ir. En mi caso siempre estoy deseando ir a París o Londres, pero nunca me he planteado conocer Lisboa. Y qué gran descubrimiento.

Para mi Lisboa tiene ese aire decadente pero lleno de encanto, se respira toda la historia de la ciudad. Cada rincón es muy pintoresco y todo parece sacado de un cuento. O por lo menos así lo viví yo. La luz me parció súper especial y bonita. Me encantó que aún conserven los tranvías y sobre todo, subirme en ellos y recorrer la ciudad asomada a la ventana. Todo un lujo por apenas tres euros.

La zona de Alfama y Barrio Alto fueron las que más me gustaron y desde luego Lisboa no tiene nada que envidiar en lo que a oferta gastronómica respecta, a una ciudad como Madrid.  Uno de los sitios que descubrimos y que me enamoró fue Sol e Pesca. Se trata de una antigua tienda de artilugios de pesca que conserva toda su decoración y que hoy en día no solo vende conservas para llevar, también las puedes tomar allí. Me declaro fan incondicional del paté de sardinhas y vuelvo con el propósito de encontrarlo en Madrid hasta que podamos regresar. Y si eso no es posible, me hago la promesa de volver muy pronto.

Como íbamos con coche aprovechamos para visitar Sintra, un pueblito ideal que parece sacado de Hansel y Gretel. Subimos hasta el Palacio da Pena e hicimos mil y una fotos.

En Cascais nos comimos un pescado a la brasa que estaba de muerte, vimos el faro más bonito del mundo y nos encontramos con la Casa do Mar. Si algún día tengo una casita frente al mar pienso llamarla así.

En fín, que vuelvo apaixonada de Portugal. Tenemos un tesoro a solo una frontera de distancia.

lisboa lisboa lisboa lisboa lisboa - sol e pesca lisboa - sol e pesca lisboa - sol e pesca lisboa lisboa lisboa sintra sintra sintra sintra sintra sintra sintra cascais cascais cascais cascais cascais



Lisboa, Portugal

Verano en Portugal



¿Es posible enamorarse de un país? Yo creo que sí porque así me siento con Portugal después de este verano. A pesar de lo cerca que estamos nunca había estado en mi radar de sitios a los que ir. En mi caso siempre estoy deseando ir a París o Londres, pero nunca me he planteado conocer Lisboa. Y qué gran descubrimiento.

Para mi Lisboa tiene ese aire decadente pero lleno de encanto, se respira toda la historia de la ciudad. Cada rincón es muy pintoresco y todo parece sacado de un cuento. O por lo menos así lo viví yo. La luz me parció súper especial y bonita. Me encantó que aún conserven los tranvías y sobre todo, subirme en ellos y recorrer la ciudad asomada a la ventana. Todo un lujo por apenas tres euros.

La zona de Alfama y Barrio Alto fueron las que más me gustaron y desde luego Lisboa no tiene nada que envidiar en lo que a oferta gastronómica respecta, a una ciudad como Madrid.  Uno de los sitios que descubrimos y que me enamoró fue Sol e Pesca. Se trata de una antigua tienda de artilugios de pesca que conserva toda su decoración y que hoy en día no solo vende conservas para llevar, también las puedes tomar allí. Me declaro fan incondicional del paté de sardinhas y vuelvo con el propósito de encontrarlo en Madrid hasta que podamos regresar. Y si eso no es posible, me hago la promesa de volver muy pronto.

Como íbamos con coche aprovechamos para visitar Sintra, un pueblito ideal que parece sacado de Hansel y Gretel. Subimos hasta el Palacio da Pena e hicimos mil y una fotos.

En Cascais nos comimos un pescado a la brasa que estaba de muerte, vimos el faro más bonito del mundo y nos encontramos con la Casa do Mar. Si algún día tengo una casita frente al mar pienso llamarla así.

En fín, que vuelvo apaixonada de Portugal. Tenemos un tesoro a solo una frontera de distancia.

lisboa lisboa lisboa lisboa lisboa - sol e pesca lisboa - sol e pesca lisboa - sol e pesca lisboa lisboa lisboa sintra sintra sintra sintra sintra sintra sintra cascais cascais cascais cascais cascais



Copyright @ CHEZ BÁRBARA. Blog Design by KotrynaBassDesign