CHEZ BÁRBARA





Pages

Search This Blog


No hay nada como escuchar a gente que cuenta las cosas con pasión. Hace unos cuantos findes estuvimos en Desert City,  un vivero de cáctus y suculentas. Pero es además un jardin botánico con más de 400 especies de los 5 continentes. Todo un proyecto personal de Mercedes, una apasionada de las plantas xerofíticas que me ha encantado conocer y que sin duda se merece una visita.

Con el objetivo de enseñar a los visitantes, los fines de semana hay visitas guiadas por el jardín en las que se aprenden un montón de curiosidades acerca de la importancia del riego, el ciclo de vida de estas plantas, por qué los árboles de Josué se llaman así, por qué a los ágaves les sale unas flores con un tallo tan alto y un montón de cosas más.  La visita es gratuita y merece muchísimo la pena, todo un planazo de finde.

Desert City Desert City Desert City Desert City Desert City Desert City
San Sebastián de los Reyes, Madrid, España

un desierto en la ciudad


No hay nada como escuchar a gente que cuenta las cosas con pasión. Hace unos cuantos findes estuvimos en Desert City,  un vivero de cáctus y suculentas. Pero es además un jardin botánico con más de 400 especies de los 5 continentes. Todo un proyecto personal de Mercedes, una apasionada de las plantas xerofíticas que me ha encantado conocer y que sin duda se merece una visita.

Con el objetivo de enseñar a los visitantes, los fines de semana hay visitas guiadas por el jardín en las que se aprenden un montón de curiosidades acerca de la importancia del riego, el ciclo de vida de estas plantas, por qué los árboles de Josué se llaman así, por qué a los ágaves les sale unas flores con un tallo tan alto y un montón de cosas más.  La visita es gratuita y merece muchísimo la pena, todo un planazo de finde.

Desert City Desert City Desert City Desert City Desert City Desert City

Si hay un plan que me gusta especialmente es ir a desayunar y si además es descubriendo un sitio nuevo, más todavía.
Aunque Federal Café inunda prácticamente el total de las cuentas que sigo en instagram, no había tenido ocasión de ir. Y tiene delito porque me declaro muy fan de sus huevos al horno y de su precioso local de Conde de Barajas. La terraza además es super apetecible para una mañana soleada.


Añadido a mi lista de #mustbrunch

madrid madrid madrid madrid madrid madrid
Madrid, España

brunch en federal café


Si hay un plan que me gusta especialmente es ir a desayunar y si además es descubriendo un sitio nuevo, más todavía.
Aunque Federal Café inunda prácticamente el total de las cuentas que sigo en instagram, no había tenido ocasión de ir. Y tiene delito porque me declaro muy fan de sus huevos al horno y de su precioso local de Conde de Barajas. La terraza además es super apetecible para una mañana soleada.


Añadido a mi lista de #mustbrunch

madrid madrid madrid madrid madrid madrid
Llega finales de septiembre y comienza la berrea. Ese momento en el que los ciervos entran en celo y machos emiten sus sonidos guturales a fin de ser el más atractivo para las hembras. Los ciervos son muy huidizos, por eso lo mejor es armarse de paciencia, tratar que no te vean y usar un teleobjetivo ya que es muy dificil acercarse a ellos. Si tienes la oportunidad no te pierdas este espectáculo natural. Es increíble.
campo campo campo campo campo
Cáceres‎, España

la berrea

Llega finales de septiembre y comienza la berrea. Ese momento en el que los ciervos entran en celo y machos emiten sus sonidos guturales a fin de ser el más atractivo para las hembras. Los ciervos son muy huidizos, por eso lo mejor es armarse de paciencia, tratar que no te vean y usar un teleobjetivo ya que es muy dificil acercarse a ellos. Si tienes la oportunidad no te pierdas este espectáculo natural. Es increíble.
campo campo campo campo campo

Mi estación favorita ya está aquí. Por supuesto, como con todo, hay cosas de ella que no me gustan: los días que llueve sin parar o las escasas horas de luz.

Pero hay otras muchas que me encantan: la luz tan preciosa que hay, que es como si tuviese un filtro vsco cam, las hojas de los árboles que van cambiando del amarillo pasando por el naranja hasta llegar al marrón. Las alfombras hechas de hojas caídas y lo fotogénicas que resultan.  

El fresquito un poco cortante en la cara y las manos, el poder llevar parka y zapatillas y no morir congelada, beber del café bien calentito mientras paseas por la calle porque con hielo no es lo mismo y calentito es bien en el estómago. El café especial de Starbucks de otoño. Volver a comer cocido de mamá. Y ramen, claro.  En realidad cualquier plato de cuchara.

Me gusta llevar medias de nuevo, pero negras y no muy tupidas y disfrutar de nuevo del fular. También cuando llueve por la noche y la lluvia suena contra el alféizar, la mejor banda sonora posible.

Las uñas y los labios oscuros a juego con la estación. Lo bien que le sienta el otoño a Madrid, con ese cielo azul que da felicidad. Lo bien que le sienta el otoño prácticamente a cualquier ciudad. Y al campo también.

Alquilar una bici y recorrer el Retiro, que quizá no tiene tanto glamour como Central Park, pero es más acogedor y te hace sentir como en casa. Volver al botánico y ver que todo ha cambiado pero que sigue igual. Pasar al invernadero y ser feliz.

También los puentes, que son una bocanada de aire hasta la Navidad y que son perfectos para una escapada. Para conocer sitios nuevos o no. Para desconectar.

Otoño, me gustan muchas cosas de ti. No te vayas muy deprisa.

madrid jardín botánico madrid madrid jardín botánico madrid jardín botánico madrid Granadilla campo 8 oct Bimba Bici en el retiro Santiago de Compostela cañon do rio sil Oishii ramen santo estevo madrid madrid cañon do rio sil trujillo Bici en el retiro

otoño


Mi estación favorita ya está aquí. Por supuesto, como con todo, hay cosas de ella que no me gustan: los días que llueve sin parar o las escasas horas de luz.

Pero hay otras muchas que me encantan: la luz tan preciosa que hay, que es como si tuviese un filtro vsco cam, las hojas de los árboles que van cambiando del amarillo pasando por el naranja hasta llegar al marrón. Las alfombras hechas de hojas caídas y lo fotogénicas que resultan.  

El fresquito un poco cortante en la cara y las manos, el poder llevar parka y zapatillas y no morir congelada, beber del café bien calentito mientras paseas por la calle porque con hielo no es lo mismo y calentito es bien en el estómago. El café especial de Starbucks de otoño. Volver a comer cocido de mamá. Y ramen, claro.  En realidad cualquier plato de cuchara.

Me gusta llevar medias de nuevo, pero negras y no muy tupidas y disfrutar de nuevo del fular. También cuando llueve por la noche y la lluvia suena contra el alféizar, la mejor banda sonora posible.

Las uñas y los labios oscuros a juego con la estación. Lo bien que le sienta el otoño a Madrid, con ese cielo azul que da felicidad. Lo bien que le sienta el otoño prácticamente a cualquier ciudad. Y al campo también.

Alquilar una bici y recorrer el Retiro, que quizá no tiene tanto glamour como Central Park, pero es más acogedor y te hace sentir como en casa. Volver al botánico y ver que todo ha cambiado pero que sigue igual. Pasar al invernadero y ser feliz.

También los puentes, que son una bocanada de aire hasta la Navidad y que son perfectos para una escapada. Para conocer sitios nuevos o no. Para desconectar.

Otoño, me gustan muchas cosas de ti. No te vayas muy deprisa.

madrid jardín botánico madrid madrid jardín botánico madrid jardín botánico madrid Granadilla campo 8 oct Bimba Bici en el retiro Santiago de Compostela cañon do rio sil Oishii ramen santo estevo madrid madrid cañon do rio sil trujillo Bici en el retiro

Cuando te vas de vacaciones en julio y vuelves a la oficina, tienes esa sensación de que el verano se te escapa.
Por eso aprovechamos a finales de agosto para escaparnos a Chipiona, cuna de la más grande.  Para bañarnos, comer huevas aliñás, pasear, comer helados y ver al sol esconderse detrás del mar. Qué bien se está en el sur. Podría acostumbrarme a vivir así perfectamente.

chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona
Chipiona, Cádiz, España

viaje al sur


Cuando te vas de vacaciones en julio y vuelves a la oficina, tienes esa sensación de que el verano se te escapa.
Por eso aprovechamos a finales de agosto para escaparnos a Chipiona, cuna de la más grande.  Para bañarnos, comer huevas aliñás, pasear, comer helados y ver al sol esconderse detrás del mar. Qué bien se está en el sur. Podría acostumbrarme a vivir así perfectamente.

chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona chipiona
finde en burgos Aprovechando que un amigo vive en un pueblito de Burgos, organizamos un finde rural el pasado mes de agosto. Qué ancha y qué bonita es Castilla. Hasta el pueblo más pequeño tiene algún monasterio o iglesia impresionante.
Burgos, España

Un finde en Burgos

finde en burgos Aprovechando que un amigo vive en un pueblito de Burgos, organizamos un finde rural el pasado mes de agosto. Qué ancha y qué bonita es Castilla. Hasta el pueblo más pequeño tiene algún monasterio o iglesia impresionante.
Copyright @ CHEZ BÁRBARA. Blog Design by KotrynaBassDesign