Serpa, Portugal
24.9.18


A veces pienso que en otra vida fui portuguesa. No encuentro otra explicación a mi pasión por el país vecino. Oporto es una ciudad preciosa y todo el que me conoce sabe que estoy enamorada de Lisboa, pero también me encanta ir descubriendo pequeños pueblitos con encanto.

Después de unos días en Chipiona, decidimos acercarnos a Serpa, un pueblo de la zona de Beja precioso. Allí se ha parado el tiempo: entre sus murallas, el acueducto y el castillo. Entre los coches antiguos, las latas como macetas y la ropa colgada al viento.

P.D.: Un tesoro en la frontera con España


Serpa serpa Serpa Serpa Serpa Serpa Serpa serpa Serpa
Chipiona, España
19.9.18


El verano en Chipiona va a cámara lenta.

Levantarse remoloneando, tomarse un par de tostadas con mermelada casera, ponerse el bañador y bajar a la playa, silla y libro en mano. Leer un capitulo, dos, tres. Escapar de la marea que va subiendo y colocar la bolsa en las rocas para que no se moje. Pegarse un chapuzón y volver a casa para darse una ducha y comer. Echarse la siesta. Arreglarse y dar un paseo. Sacar la cámara analógica, cargar un carrete y congelar instantes. Cenar en un chiringuito, volver a casa, ver la tele y a dormir.

Repetir al día siguiente.

P.D.: Chipiona en digital


Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona Fujicolor c200 Chipiona
Fuerteventura, España
11.9.18


Cuando viajamos a Fuerteventura el pasado junio, quería que fuese un viaje a cámara lenta y no sentir la carga de ir con la réflex. Tengo una relación de amor-odio con ella: me encantan los resultados, pero a veces me pesa mucho y me da pereza (aunque depende mucho del tipo de viaje, la verdad).
Por eso decidí llevarme la cámara de carrete y para la digital mi pequeña compacta - todavía no me atrevo a viajar únicamente disparando con carrete por si acaso los elementos no se alinean y me quedo sin fotos.

El analógico te hace ver las cosas de otra manera y los resultados, al menos para mí, son mucho más especiales. Qué fotogénica es Fuerteventura.

fujic200_junio18_fuerte039 fujic200_junio18_fuerte029 fujic200_junio18_fuerte027 fujic200_junio18_fuerte018 fujic200_junio18_fuerte017 fujic200_junio18_fuerte015 fujic200_junio18_fuerte014 fujic200_junio18_fuerte010 fujic200_junio18_fuerte007 fujic200_junio18_fuerte002 fujic200_junio18_fuerte042 fujic200_junio18_fuerte046 fujic200_junio18_fuerte047 fujic200_junio18_fuerte049 fujic200_junio18_fuerte052
Chipiona, España
31.8.18


Adiós. Adiós a las tardes interminables (bendita jornada reducida), adiós a los días largos, adiós a la playa, al pelufo y al olor a salitre. Adiós a dormir con la ventana abierta, ir con camiseta y sandalias, tomar café con hielo y sentir el calor en la piel. Oficialmente no ha llegado el otoño, pero para mí septiembre representa el fin del verano, el comienzo del nuevo curso. Es cierto que me gusta mucho el otoño, pero el invierno me parece un trámite demasiado duro hasta volver al verano. Y este ha sido muy raro. Hemos tenido días de calor, pero nada que ver con otros años. No he ido a la piscina de la Complutense, de hecho me he bañado muy poco en la piscina. Casi ni me he enterado.

Qué lejos quedan las vacaciones en la playa. Chipiona, además de ser cuna de la más grande, es sinónimo de verano. De chiringuito, de huevas aliñás, de bajar a la playa con la silla y la sombrilla versión reducida que se puede enganchar directamente e ir colocando según la necesidad, de leer un libro en papel y acabarlo, de empezar otro. De bañarse en el mar y volver con arena entre los dedos de los pies.  Del aperitivo a base de aceitunas y boquerones en vinagre antes de comer. De los helados y los paseos al atardecer. De la tranquilidad y de la rutina playera del que no tiene nada más que hacer.


Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona Chipiona